Zapatero manifiesta el “firme compromiso” de España contra el conflicto y asegura que trabajará para recuperar “el diálogo y la paz"

Anuncia que el Presidente de la Autoridad Palestina visitará Madrid "en los próximos días" y pide “un alto el fuego inmediato" en la franja de Gaza

Texto íntegro de la Declaración del Presidente de Gobierno sobre la situación de Oriente Próximo

“En los últimos días de 2008 y los primeros de este Año Nuevo, la comunidad internacional se ha visto conmocionada por el desencadenamiento de una espiral de violencia y de destrucción en Gaza. La operación del ejército israelí ha causado ya más de quinientos muertos y miles de heridos, muchos de ellos entre la población civil palestina. También han muerto israelíes bajo el fuego de los cohetes que se siguen disparando desde Gaza, sobre todo en la ciudad de Sderot

El Gobierno español ha sido tajante en su condena, y hoy quiero reiterar mi enérgico rechazo, tanto de unas conductas irresponsables y provocadoras de ruptura de la tregua como de las reacciones absolutamente desproporcionadas y contrarias al derecho internacional humanitario. Unas y otras sólo conseguirán sumir a la región y a los pueblos que la habitan de nuevo en la desesperanza y en la frustración.

Debemos reafirmar el principio irrenunciable de que la población no puede ser tomada como rehén de los conflictos políticos. No hay una solución militar a la crisis, y desde la amistad con el Gobierno de Israel tengo que decir a sus responsables que este no será el camino que lleve a la paz y a la seguridad de su pueblo y así se lo reafirmaré al Primer Ministro Olmert.

El Gobierno español comprende bien que la seguridad es vital para Israel y sus ciudadanos, como lo es para cualquier sociedad, para cualquier Estado. Pero poner esta conquista en la fuerza de las armas, sin atender a los daños enormes e irreparables a población inocente, es un camino sin salida. Hay que abrir un espacio urgente para la política y para la diplomacia, para la razón y para el respeto a una legalidad que la comunidad internacional debe conseguir imponer, con la misma contundencia, a todas las partes.

Desde el primer día he seguido atentamente la evolución de los hechos y he dado instrucciones al Ministro de Asuntos Exteriores para que, haciendo valer toda la capacidad de interlocución de España en la región y manteniéndose en contacto permanente con las partes y con los actores regionales e internacionales, España pueda contribuir a estabilizar la situación haciendo llegar también al pueblo palestino la ayuda humanitaria necesaria e imprescindible en estos momentos .

En las últimas horas he hablado con el Presidente Sarkozy y con el Primer Ministro Erdogan. He acordado con ellos que debemos coordinarnos para presionar conjuntamente, en todos los ámbitos internacionales, y pedir un alto el fuego inmediato, que es lo que exige el Gobierno de España; para recabar la colaboración y el compromiso de todos aquellos que han desempeñado y deben seguir desempeñando un papel en la solución de la crisis, comenzando por los países árabes amigos. Estamos de acuerdo en que la Unión Europea, en estrecha coordinación con nuestros socios en la región, puede y debe impulsar una iniciativa eficaz y operativa.

Debemos poner en marcha un mecanismo internacional de coordinación y supervisión del alto el fuego, para garantizar la seguridad de la población israelí y para permitir a la población palestina una vida digna en Gaza. Desde hoy anuncio la disponibilidad de España para participar ese mecanismo internacional...