Zapatero pide a Rusia que "contribuya" a la estabilidad de la zona "desde el diálogo y el entendimiento"

Advierte de que este conflicto "tiene una enorme gravedad para el equilibro y la estabilidad en Europa"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy a Rusia que "contribuya" a la "estabilidad" del Cáucaso "desde el diálogo y el entendimiento" y se mostró inicialmente dispuesto a que España participe en una misión europea de observadores que controle el alto el fuego entre Moscú y Tiblisi si la UE así se lo solicita.

En rueda de prensa al término del Consejo de Ministros extraordinario dedicado a la crisis económica, Zapatero advirtió de que el conflicto abierto entre Rusia y Georgia tras la ofensiva georgiana sobre la región secesionista de Osetia del Sur "tiene una enorme gravedad para el equilibrio y la estabilidad en Europa".

Por eso, consideró que la UE debe llevar a cabo ahora "un liderazgo por la paz y la estabilidad más allá de lo que son sus fronteras en toda Europa" y consideró "exigible a Rusia que contribuya a esa estabilidad desde el diálogo y desde el entendimiento".

En respuestas a los periodistas, Zapatero apostó por que la respuesta de la UE a esta crisis "discurra por el diálogo", la "negociación" y por "principios básicos" para España como es el de la "integridad territorial" de Georgia. Además, consideró que las relaciones, la "concertación" entre Rusia y la UE juegan un "papel decisivo" a la hora de "mantener la seguridad en el ámbito europeo".

EN CONTACTO CON SARKOZY

El presidente comentó que, "desde el primer día" en que estalló este "grave conflicto", estuvo en contacto con el jefe del Estado francés y presidente de turno de la UE, Nicolas Sarkozy, quien le puso al corriente del plan de paz que iba a presentar a las dos partes y que Zapatero valoró como una iniciativa "acertada".

El jefe del Ejecutivo confió en que la propuesta europea sea "eficaz" y precisó que España respaldará toda "tarea política, misiones y encargos" que la UE le pueda solicitar con respecto a la situación en Osetia del Sur y que se puedan poner en marcha desde España, si bien aclaró que el Gobierno no ha hecho por el momento "ninguna aproximación" a un posible envío de observadores españoles dentro de la misión que los ministros de Exteriores de los Veintisiete acordaron ayer.

"Estamos a lo que diga la UE", insistió. "Así se lo comprometí al presidente Sarkozy", de quien dijo que ha realizado "una buena tarea" de mediación en el conflicto. Ahora lo que hace falta, añadió, es que el plan de paz "se lleve a la práctica" y "se cumpla en toda su extensión".