Zapatero pide confianza en el futuro porque el Gobierno "sabe lo que tiene que hacer"

Sea cual sea el escenario que dibujen los organismos internacionales

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido confianza en el futuro de la economía porque el Ejecutivo sabe lo que tiene que hacer para hacer frente a la desaceleración, sea cual sea el escenario que dibujen los organismos internacionales o los pronósticos de los economistas.

Zapatero ha hecho estas manifestaciones en la conferencia con la que ha clausurado el Foro Burgos Economía y Empresa, que esta edición ha abordado la "Creación de empresas e innovación". El jefe del Ejecutivo ha lanzado a los empresarios, los trabajadores y las familias un mensaje de confianza en el presente y futuro de la economía.

El Ejecutivo está "para tomar decisiones" y "sabemos lo que tenemos que hacer", sea cual sea el "escenario de previsiones que los organismos internacionales nos dibujen o que los distintos economistas, que tanta afición tienen a ello, vayan pronosticando", ha recalcado.

Zapatero ha reconocido que la desaceleración está siendo "más intensa" y está afectando de "forma singular" al empleo y, "en menor medida", al consumo de las familias y a las expectativas de crédito.

Ante la actual situación, Zapatero ha querido, "ante todo", trasmitir un mensaje de confianza porque España tiene un tejido empresarial fuerte y un activo, a su juicio, muy importante, que es la capacidad de llegar a acuerdos entre empresarios y sindicatos para tomar medidas y "continuar la senda de responsabilidad compartida" a fin de lograr un pronta recuperación del crecimiento económico.

En presencia de los ministros de Industria, Miguel Sebastián, e Innovación, Cristina Garmendia, el presidente ha abogado una vez más por apoyar el crecimiento en el conocimiento y la innovación, que contribuirán a superar esta fase de desaceleración.

El Gobierno debe orientar adecuadamente su política, ha dicho, para que la recuperación, cuando lo permita el contexto internacional, sea "fuerte y sólida" y basada en "nuevos fundamentos" de la economía.

Ha destacado el superávit de las cuentas públicas que, según él, otorga un margen de maniobra para actuar y que siempre será "prudente", sobre todo "sabiendo quién ostenta la vicepresidencia económica". Un margen de maniobra que el Gobierno tiene y que, en función de las circunstancias, "podrá utilizar en favor de las posibilidades de las empresas", ha precisado.

Zapatero ha querido resaltar la internacionalización de las empresas españolas y no dudó en citar los nombres de muchas de ellas que se han situado como "líderes mundiales" en su sector. Ha recordado Zapatero las medidas puestas en marcha por el nuevo Gobierno para "contrapesar" las consecuencias de la desaceleración, un primer paquete al que, en virtud de las circunstancias, podría seguir un segundo si así fuera necesario.

España, en opinión de Zapatero, se juega el futuro de su economía y, por tanto, de su "bienestar colectivo", en la potenciación, como "gran prioridad", de la I+D+i, el "único camino para aumentar la productividad".

Un empeño en el que se han puesto numerosos recursos y que, según Zapatero, está empezando ya a dar sus frutos. Ha reiterado el jefe del Gobierno su mensaje de confianza pese a la mala situación económica y ha insistido en que España cuenta con buenos fundamentos para contrarrestar los efectos de la desaceleración.

Rodríguez Zapate...