Zapatero propone ante el Parlamento Europeo un "gran pacto social" y reglas exigentes ante la crisis

Se compromete a impulsar un mercado energético común, un mercado digital europeo, una estrategia común en favor del coche eléctrico y una universidad "cada vez más europea"

El jefe del Ejecutivo español y presidente de turno de la UE, José Luis Rodríguez Zapatero, propuso hoy "un gran pacto social" y una "gobernanza seria y exigente" de las políticas económicas para que la Unión sea "protagonista" y no "espectadora" de la globalización.

Zapatero compareció hoy ante el pleno del Parlamento Europeo para presentar el programa diseñado por España para el semestre, y, en un discurso eminentemente económico, se comprometió a impulsar un mercado energético común, un mercado digital europeo, una estrategia común en favor del coche eléctrico y una universidad "cada vez más europea".

Junto a esas cuatro propuestas para lograr una economía sostenible y competitiva, apostó por "mantener los estímulos fiscales hasta que la recuperación sea una realidad" y garantizar que en 2013 se cumplen los compromisos del Pacto de Estabilidad.

"Si no aprovechamos la sinergia que representan sus 500 millones de ciudadanos en lo económico, sus decenas de miles de empresas con capacidad y sus millones de trabajadores, a los que hay que facilitar cada día una mejor formación, no seremos los auténticos protagonistas del futuro en este escenario de la globalización; seremos espectadores, no protagonistas", manifestó.

Apostó así por "más política económica común" y por "quitar barreras", objetivos de la Estrategia 2020 que debe diseñarse durante este semestre para sustituir a la Estrategia de Lisboa y que contendrá los compromisos económicos de la UE para los próximos años.

Zapatero subrayó la importancia de la responsabilidad de cada Estado, pero apostó también por dotar a la Comisión Europea de nuevas facultades en esa dirección económica.

En esa Estrategia incluyó además la necesidad de "un gran pacto social" entre empresarios y trabajadores que tradicionalmente ha hecho fuerte a Europa en periodos de debilidad.

En su opinión, ante la grave crisis que atraviesa la Unión, el pacto social puede ser una "gran palanca" para cumplir los objetivos que la UE se proponga.

Zapatero recalcó que se trata de la crisis más grave de los últimos ochenta años e hizo referencia a los ocho nuevos millones de parados, muchos de ellos, reconoció, en España.

Frente a las debilidades europeas, hizo hincapié en las "fortalezas": la UE representa casi un tercio del PIB mundial, es la principal potencia exportadora, es la segunda potencia en I+D+i y asume casi el 60 por ciento de la ayuda oficial al desarrollo.

En este contexto, se mostró convencido de que "Europa no ganará el liderazgo de la competitividad económica mientras no afronte definitivamente" el mercado energético común y reduzca su elevada dependencia energética (el 59 por ciento).

Abogó además por dar un impulso definitivo a las interconexiones entre los países miembros, que permanecen por debajo de lo esperado, y a las energías renovables.

Como segunda propuesta defendió la inversión en las tecnologías de la información y la comunicación y aseguró que dará pasos hacia un "mercado común digital" para levantar barreras y facilitar el comercio electrónico.

A su juicio, se fortalecerá la propiedad intelectual y se verán resultados a corto plazo, ya que se trata de un sector con gran capacidad de innovación y de cr...