Zapatero quiere que Dívar explique a la ciudadanía la decisión sobre el juez del caso Mariluz

Respalda la petición del grupo socialista de comparecencia del máximo responsable del CGPJ ante el Congreso

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho este viernes que quiere que el máximo responsable del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, explique ante toda la ciudadanía la decisión de confirmar la multa al juez del "caso Mari Luz", Rafael Tirado.

En la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros del año, Rodríguez Zapatero ha respaldado la petición de comparecencia de Dívar ante el Congreso realizada este viernes por el grupo socialista y ha señalado que la transparencia en la toma de decisiones de alguien que ejerce un poder del Estado, como es el judicial, es buena.

Tras expresar su discrepancia "profunda y seria" con la decisión del CGPJ de confirmar la multa al juez de Sevilla en relación al "caso Mari Luz", ha subrayado que el Ministerio de Justicia "trabaja ya" en la reforma del régimen disciplinario de los jueces.

Además, el presidente del Gobierno se ha mostrado "absolutamente responsable" de la elección de los nuevos vocales del órgano de gobierno de los jueces, que el pasado martes confirmaron la multa, "como todos los grupos que han dado su respaldo".

Quienes representan la voluntad democrática de los ciudadanos, ha dicho Zapatero, tienen la responsabilidad especial de "intentar que estas cosas no vuelvan a suceder".

Para ello, ha indicado, "tenemos la obligación de hacer las reformas que sean necesarias para fortalecer más lo que tiene que ser la confianza de la ciudadanía en el Estado de Derecho y la responsabilidad de los servidores públicos".

El presidente, que ha anunciado que el Ejecutivo estudiará "todos los caminos legales" que puedan existir en este caso concreto, ha mostrado su respaldo al recurso anunciado por la Fiscalía, que pedía que Tirado fuera suspendido durante 3 años, y ha dicho que el Gobierno "cree interpretar una voluntad amplia de la opinión publica expresando esta discrepancia profunda, seria".

Zapatero mantuvo una conversación con el padre de Mari Luz el pasado martes y, ha recordado, "comprendí su dolor" pero también le transmitió que su "testimonio ejemplar" va a tener consecuencias y un efecto positivo para mejorar el funcionamiento de la Administración de Justicia.

En este sentido, el presidente ha reconocido que la Administración de Justicia está "lejos" de donde debería estar y ha garantizado que su Ejecutivo conseguirá que funcione "como un servicio público del que los ciudadanos se puedan sentir orgullosos".

El Gobierno -ha agregado- comparte la percepción de los ciudadanos de que la Administración de Justicia dista de haber conseguido ese proceso de modernización "tan deseado".

Por ello, ha destacado la necesidad de poner en marcha todas las medidas necesarias de inversión, de reformas legislativas y de colaboración "para mejorar sustancialmente" su funcionamiento, clave para un Estado de Derecho.

Aunque todos los gobiernos han intentado acabar con esta situación y han dado "algún paso", el Ejecutivo que preside –ha garantizado- lo va a hacer.