Zapatero ratifica la confianza española en Brasil y apuesta por más inversión

Lula expresa a España la solidaridad de Brasil tras el último atentado de ETA

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ratificó este jueves la "plena confianza" que tienen las empresas españolas en Brasil y en su estabilidad económica futura y apostó por fomentar las inversiones entre los dos países, las "locomotoras" de América Latina y de Europa.

Rodríguez Zapatero, acompañado por su ministro de Industria, Miguel Sebastián, se reunió con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en su residencia del Palacio de la Alvorada, en Brasilia, una deferencia del gobernante latinoamericano al jefe del Ejecutivo español.

Las primeras palabras de Lula fueron para expresar a España la solidaridad de Brasil tras el último atentado de ETA, un mensaje que Rodríguez Zapatero agradeció como muestra de la "hermandad" y de la confianza mutua.

El gobernante español llegó anoche a Brasilia procedente de Vitoria, donde visitó la capilla ardiente del guardia civil asesinado en el atentado y los hospitales donde están ingresados los heridos, y tras la reunión viajará a Lima para participar en la Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.

En esa cita, presentará con Lula una iniciativa conjunta para constituir un "Programa de asistencia humanitaria, rehabilitación y desarrollo" para Haití.

En unas palabras a los medios de comunicación antes de comenzar su desayuno de trabajo, Rodríguez Zapatero aseguró a Lula que las empresas españolas están "muy contentas" en Brasil, país al que otorgan "la máxima calificación, las máximas expectativas económicas y la máxima seguridad jurídica".

En la declaración conjunta firmada tras el encuentro, el presidente del gobierno español reiteró su interés por promover una segunda fase de inversiones en el país latinoamericano, con "incentivos" a las pequeñas y medianas empresas.

Lula subrayó la asociación "estratégica" de los dos países y auguró también nuevas inversiones españolas, sobre todo en el área del petróleo, que en Brasil crece de forma acelerada desde hace cuatro años.

Citó en particular el yacimiento de Tupí, situado en aguas profundas del Atlántico y que se calcula que puede duplicar las reservas petroleras de Brasil, donde Repsol opera varios pozos en sociedad con la estatal brasileña Petrobras.

Rodríguez Zapatero y Lula analizaron en su reunión la coyuntura internacional y coincidieron en la necesidad de aumentar la transparencia y la estabilidad del sector financiero para estimular el crecimiento, según manifestaron en su declaración conjunta.

El jefe del Ejecutivo español destacó en este contexto la importancia de abordar las crisis de los alimentos que azota a numerosos países y recalcó la cooperación con Brasil en la Alianza contra el Hambre y la Pobreza, antes de la Asamblea de la ONU que evaluará la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

España y Brasil, dos países "aliados y socios" que viven "momentos de prosperidad y avance", según Rodríguez Zapatero, se comprometieron hoy también a trabajar por el éxito de las negociaciones comerciales entre América Latina y la UE.

Lula recalcó la "extraordinaria" contribución de España y sus empresas al desarrollo de Brasil, un elogio correspondido por Rodríguez Zapatero, quien estimó...