Zapatero reprocha la actitud del PP tras el aviso de la UE a la oposición griega

El Gobierno está convencido de que el Parlamento griego aprobará el nuevo plan de austeridad

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha elogiado hoy la llamada de la UE a la oposición griega para que apoye el plan de austeridad en su país, a la vez que ha reprochado al PP la falta de responsabilidad que, en su opinión, ha demostrado ante la crisis. En la rueda de prensa al terminar la reunión del Consejo Europeo, Zapatero ha defendido el apoyo dado a Grecia por los Veintisiete y se ha mostrado convencido de que el Parlamento de este país aprobará el nuevo plan de austeridad.

No ha querido responder directamente a la pregunta de si el Partido Popular debe darse por aludido después de que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE hayan pedido expresamente a la oposición griega que lo respalde.

Pero sí ha realizado una serie de reflexiones en las que ha lamentado la actitud del partido liderado por Mariano Rajoy. En esa línea, ha recordado que, aunque no de forma tan expresa como se ha hecho ahora con Grecia, el Consejo Europeo ya hizo llamamientos a las oposiciones de algunos países, como Portugal, para trabajar de forma conjunta hacia la salida de la crisis. "La reflexión es evidente: a más crisis, más responsabilidad; cuantas más dificultades que son objetivamente globales y extendidas y que es poco sostenible que se deban a la actuación de un Gobierno o de otro, más se debería de tener una actitud de respaldo", ha recalcado.

Para Zapatero, que España recupere su fortaleza económica es "una cuestión de país" que está por encima de los colores y las siglas políticas. De ahí que haya dicho que le habría gustado que el PP hubiera apoyado las reformas económicas imprescindibles y que ha recordado que él ya dijo que estaba dispuesto a hacer costase lo que le costase. "Cada uno interpreta su responsabilidad con su país y me habría gustado ver al PP y a Rajoy asumiendo esas responsabilidades y no en la facilona tarea de votar en contra y de decir que el responsable es el Gobierno", ha añadido.

Además, ha lamentado que en esta etapa difícil, su Gobierno esté trabajando en medio de "una desconfianza excesiva de los mercados y el lógico descontento de los ciudadanos" y a ello se

sume el "muy poco compromiso de la oposición".

El presidente del Gobierno ha confiado totalmente en que Europa va a seguir apostando "con toda firmeza y convicción" por la estabilidad griega. Al referirse a la exposición de las entidades financieras españolas en Grecia, ha asegurado que esa es muy baja, pero ha recordado que, no obstante, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, se reunió esta semana con representantes de las mismas.