Zapatero se compromete a reducir el déficit público en el plazo fijado por UE

Agradece a los grupos parlamentarios el respaldo a la "tarea de Estado" que supone el semestre de presidencia española_x000D_

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha comprometido hoy a reducir los estímulos fiscales y restaurar el equilibrio de las cuentas del Estado con el fin de cumplir con los criterios de control del déficit público de la UE en el plazo fijado para 2013.

Zapatero ha informado hoy ante el Pleno del Congreso de las prioridades de la Presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010, entre las que ha destacado la recuperación económica y el establecimiento de las bases del nuevo modelo de crecimiento para la próxima década.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado la necesidad de la "retirada progresiva" de los apoyos al sector financiero y de los estímulos fiscales para combatir el déficit público, aunque ha hecho hincapié en que estas ayudas han sido decisivas para salir de la crisis.

"Y tan convencido estoy de que hemos hecho lo que debíamos, y en el momento en que lo debíamos hacer, como de que hay que abordar, con todos los esfuerzos precisos, el proceso de consolidación fiscal que asegure cumplir, en los plazos establecidos, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento", ha comentado.

La previsión del Gobierno es que 2009 se cerrará con un déficit del 9,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), que deberá ser inferior al 3 por ciento en 2013, como ha fijado la UE.

Zapatero ha asegurado que España está dispuesta a liderar la nueva estrategia europea de crecimiento sostenible de la UE para 2020, cuyas bases se establecerán en la cumbre extraordinaria programada en febrero del próximo año.

En esta reunión, ha dicho, será el momento de que los socios europeos digan "qué están dispuestos a poner en común en manos de las instituciones europeas", al igual que en su día se hizo en materia monetaria al crear el euro.

"Será el momento de tomar decisiones que condicionen para muchos años el futuro del conjunto de las economías de la UE", ha avisado.

El presidente del Gobierno ha destacado la importancia de la "coordinación" de las políticas económicas y financieras de los Veintisiete para afianzar la recuperación y volver a crear empleo y de contar más con los interlocutores sociales.

Ha abogado además por "seguir haciendo las reformas" que permitan a la UE ser más competitiva.

En este punto, ha anunciado que la Presidencia española impulsará la adopción del Plan Europeo de Innovación con el propósito de reforzar las políticas específicas de apoyo a la investigación y el desarrollo (I+D).

El reto del cambio climático será también un factor decisivo, según Zapatero, quien ha propuesto aprovechar la transición hacia un modelo más respetuoso con el medioambiente para "generar nuevos empleos y fuentes adicionales de crecimiento económico".

Ha reiterado la relevancia de que la UE lidere la lucha contra el calentamiento de la tierra en la cumbre de Copenhague, en la que los socios europeos destinarán 7.200 millones en ayudas a los países más pobres, de los que 375 millones los aportará España en tres años.

Además de la recuperación económica, Zapatero ha fijado como prioridades para el mandato semestral aplicar plenamente el Tratado de Lisboa, fortalecer la política exterior de la UE y situar a los ciudadanos en el centro de las políticas europeas.

Zapatero ha ofrecido al nuevo presidente permanente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, toda la colabo...