Zapatero solicitará este lunes comparecer en el Congreso para hablar de la situación económica

El presidente sitúa el empleo como su máxima prioridad y dice que combatirá la crisis con "solidaridad y reformas"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, solicitará este lunes su comparecencia en el Congreso de los Diputados "con carácter inmediato" para informar sobre la situación económica y las medidas que está adoptado el Ejecutivo, especialmente de aquellas destinadas a impulsar el empleo.

"Voy a pedir esa comparecencia hoy mismo para hacer un nuevo debate. Me gustaría que fuera un gran debate sobre las políticas de apoyo a la creación de empleo, que es sin duda el gran objetivo que ahora tenemos", apuntó el presidente.

Zapatero, que realizó este anuncio durante una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press, admitió que a la economía española le esperan unos "meses con dificultades", pues las previsiones apuntan a que no se volverá a una "senda de crecimiento" hasta el segundo semestre de 2009.

No obstante, el presidente señaló que dicha recuperación podría adelantarse o incluso retrasarse en función de cómo evolucionen "factores directos que no están al alcance de nadie", como el precio del petróleo, cuya moderación ha provocado ya una caída del IPC armonizado desde el 5,3% de julio al 4,9% en agosto.

En este sentido, Zapatero afirmó que si el crudo mantiene esta tendencia bajista, la inflación podría acabar el año por debajo del 4% y "se abriría una puerta" para que los tipos de interés bajen, lo que sería "muy positivo" para el conjunto de las familias.

El jefe del Ejecutivo defendió la actuación del Gobierno ante la crisis económica, recordando que en el primer Consejo de Ministros después de las elecciones, ya se adoptaron medidas para afrontar la situación y apoyar a las familias y empresas ante la coyuntura económica.

"Desde el primer día no hemos hecho más que tomar medidas económicas. Algunos sólo han querido centrarse en un debate sobre la palabra adecuada para la situación", que Zapatero definió como "de estancamiento, frenazo, crisis y ralentización".

"SOLIDARIDAD Y REFORMAS".

Pero esta situación, precisó, no sólo se está dando en España, sino que afecta a toda Europa. "El contexto internacional es de frenazo económico", insistió el presidente, que explicó que el Gobierno afronta la crisis con dos armas: solidaridad con los desempleados, con los pensionistas y los perceptores de rentas más bajas, y reformas para incrementar la productividad y mejorar la composición del crecimiento económico cuando éste se recupere.

En este sentido, Zapatero, que situó el empleo como su principal preocupación ante la actual situación económica, aseguró que España tiene "fortaleza social" y suficientes recursos económicos para ayudar a los que ahora tienen dificultades, como las personas que se quedan en el desempleo.

"Tenemos recursos, gracias a que hemos tenido superávit. Está para eso, para cuando hay situación de dificultad, apoyar a las personas que puedan tener problemas con el empleo, a los pensionistas, a las becas, a la ayuda a la vivienda y mantener una política social activa", destacó Zapatero, que añadió que aunque económicamente "España tiene el viento en contra", sabrá navegar con él y apoyar a quienes más lo necesitan.

Junto a todo ello, indicó el presidente, está el diálogo social, del que Zapatero afirmó que es &quo...