Zapatero visitará la Casa Blanca el 13 de octubre invitado por Obama

Previamente coincidirán en la Asamblea General de la ONU y en la cumbre del G-20

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, visitará por primera vez la Casa Blanca el próximo 13 de octubre invitado por el presidente estadounidense, Barack Obama, con quien mantendrá su segunda entrevista bilateral, han anunciado este viernes fuentes gubernamentales españolas.

La presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010 --cuando está prevista la visita de Obama a España para la cumbre UE-EEUU en mayo--, la salida de la crisis económica y la concertación de un nuevo modelo de crecimiento y el "liderazgo" español en energías renovables y en la alta velocidad ferroviaria, serán algunos de los asuntos que estarán presentes en el encuentro, ha avanzado la vicepresidenta segunda del Ejecutivo, Elena Salgado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

América Latina, Oriente Medio, Afganistán y el refuerzo de la relación transatlántica, en la que Rusia ha de jugar un papel "relevante", serán temas que previsiblemente aborden también los dos líderes, según Salgado, que ha calificado hoy de "excelentes" las relaciones bilaterales entre ambos países.

Según han señalado fuentes gubernamentales a Europa Press, Zapatero invitará el próximo 13 de octubre a Obama a que realice una visita a España. Aún se desconoce si el presidente de EEUU aprovechará su estancia en España en mayo con motivo de la cumbre UE-EEUU en 2010 para realizar su primera visita oficial a este país, o si elegirá otra fecha para ello.

Antes del 13 de octubre, Zapatero y Obama coincidirán la semana próxima en diversas ocasiones con motivo de la apertura de la 64 sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York y la cumbre del G-20 en Pittsburgh (Pensilvania, EEUU).

La invitación a la Casa Blanca se la trasladó Obama a Zapatero en su primer encuentro oficial, el 5 de abril pasado en Praga. A partir de ahí, los servicios diplomáticos de ambos países se pusieron en marcha en busca de una fecha.

En aquel encuentro, que se prolongó durante 45 minutos y que contó con la presencia de los jefes de la Diplomacia de ambos países y otros asistentes de los presidentes, Obama auguró unas relaciones bilaterales con España "muy amistosas y simpáticas", según informaron entonces fuentes gubernamentales españolas.

En unos breves comentarios ante la prensa, Obama dijo de Zapatero que le consideraba "un amigo" y que era una persona que no sólo entendía la "extraordinaria influencia de su país en el mundo" sino que también se tomaba sus responsabilidades "muy seriamente".

La visita de Zapatero a la Casa Blanca se enmarca en la intensa agenda diplomática que el presidente español ha retomado tras las vacaciones estivales. Según Moncloa, todos estos contactos y desplazamientos del presidente al exterior no sólo responden a la proximidad de la presidencia española de la UE sino a la voluntad de España de participar activamente en los debates prioritarios de la agenda internacional, como la reforma del sistema financiero y la concertación de un nuevo modelo de crecimiento; el diseño de una nueva arquitectura de seguridad en Europa, con EEUU y Rusia como actores fundamentales, y las expectativas de que se relance el proceso de paz en Oriente Medio.