Zarrías: “Cada hora que pasa, el silencio de Rajoy le hace más cómplice del comportamiento deleznable y vergonzoso de Matas”

El Secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE cree que los casos de Baleares, Madrid, Valencia y Castilla y León evidencian que “todos los caminos conducen a Génova” y que “al PP le llega la corrupción hasta el tuétano”

Un día después de que el juez del caso Palma Arena ratificara la petición del fiscal e impusiera gravísimas medidas cautelares a Matas, Gaspar Zarrías ha vuelto a pedir explicaciones al Presidente del PP, Mariano Rajoy. “Han pasado 24 horas –ha dicho- Rajoy sigue callado y cada hora que pasa el silencio le hace más cómplice del comportamiento deleznable y vergonzoso del Sr. Matas”. “Silencio ante una resolución judicial que –según ha destacado el dirigente socialista- es un catálogo de ilegalidades con más de una decena de delitos imputados sobre los que los españoles y las españolas demandan explicaciones y respuestas políticas”

El Secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE ha recordado que “por mucho menos, hay mucha gente en la cárcel” y “ha pedido a Rajoy que abandone la doble moral “que es la peor y la mayor de las inmoralidades”. El Sr Rajoy –ha dicho- “calla cuando tiene que hablar y habla cuando tiene que callar” porque es “complaciente con los presuntos corruptos de su partido, a los que desea suerte en vez de justicia, y es exigente con todos los demás”

TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A GÉNOVA

A juicio de Zarrías, Rajoy debe explicar “cómo vuelve a aparecer el delito electoral, la presunta financiación irregular del PP” en el caso Matas. “Nos encontramos –ha dicho- ante una gravísima trama de corrupción que se suma a lo que ocurre en Madrid, Valencia, Galicia y Castilla y León” “Todos los caminos conducen a Génova; al PP le llega la corrupción hasta el tuétano” –ha sentenciado.

El responsable socialista ha preguntado por último a Rajoy “si Matas sigue siendo el ejemplo a seguir” y ha confiado en que el PP “no intente hacer de este sumario el caso Castro, como intentó hacer con del asunto Naseiro el caso Manglano o está intentado, en la actualidad, convertir la trama Gürtel en el caso Garzón”.