Zarrías dice que no se rompe la caja Seguridad Social, sino la caja de mentiras del PP

La caja única de la Seguridad Social "sigue intacta y no va a dejar de entrar ningún euro que entraba ni saldrá nada de lo que no salía"

El secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, ha asegurado este viernes que "lo único que se rompe es la caja de las mentiras del PP", en respuesta a los dirigentes de esta formación que han acusado al Gobierno de "romper la caja única de la Seguridad Social".

Zarrías, que ha mantenido junto al secretario general del PSOE de Castilla y León, Óscar López, una reunión con cargos públicos de este partido en Ávila, ha subrayado en rueda de prensa que la caja única de la Seguridad Social "sigue intacta y no va a dejar de entrar ningún euro que entraba ni saldrá nada de lo que no salía".

"Lo que se ha hecho con el País Vasco es lo mismo que se ha venido haciendo durante los últimos diez años con el resto de comunidades autónomas", ha afirmado el secretario de Estado en referencia a la transferencia de las políticas activas de empleo, que "no las tenía, mientras otras comunidades sí".

Según Gaspar Zarrías, lo que ha hecho el Gobierno de Rodríguez Zapatero es "buscar la estabilidad y aprobar unos presupuestos generales para dar credibilidad a este país" y ha añadido que "lamentablemente, de nuevo lo que es bueno para España es malo para el PP".

"A ellos les preocupa muy poco el país y mucho ganar las elecciones", ha manifestado el secretario de Estado de Cooperación Territorial, para quien el PP "ayer empezó a perder las elecciones generales de 2012", porque "alguien que antepone intereses partidistas a los generales no puede ganar".

Respecto al apoyo del Partido Nacionalista Vasco a los Presupuestos Generales del Estado, Zarrías ha señalado que "el PNV tiene más sentido de Estado que el PP" y ha añadido que "todos los gobiernos, desde el de Felipe González, han buscado siempre el acuerdo con otros grupos parlamentarios, aunque hubiera mayoría absoluta".

A su juicio, "no hay que rasgarse las vestiduras, porque lo importante es que sean aprobadas las cuentas públicas", que ha calificado como "austeras, pero productivas" y que, a su juicio, "marcan la salida de la crisis".

Por otra parte, el secretario de Estado se ha referido a la difícil situación económica que atraviesan los ayuntamientos y en este sentido ha indicado que su participación en las cuentas del Estado "crecerá un nueve por ciento" y ha calificado al presidente del Gobierno como "el mejor alcalde".

Igualmente ha recordado el "esfuerzo" del Gobierno en 2009 para "poner en manos de los municipios 13.000 millones de euros" y se ha mostrado "satisfecho" porque "se ha movido la economía, se ha creado empleo y se ha inyectado dinero a los ayuntamientos".