Zarrías: "Melilla es el espejo en el que deben mirarse las ciudades con diferentes etnias y culturas"

“Las ciudades deben garantizar que los servicios están suficientemente dotados para que no surjan problemas de convivencia”, apunta

El Secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, ha defendido la elección de Melilla como lugar para celebrar las Jornadas de ‘La Dimensión Local de la Alianza de Civilizaciones’, que organiza la Fundación Pablo Iglesias y la Secretaria de Ciudades del PSOE, porque “es el espejo en el que deben mirarse cada vez más ciudades españolas, cuya población procede de diferentes países de origen y donde conviven diferentes etnias, culturas y religiones”.

El representante del Gobierno de Rodríguez Zapatero ha apuntado que es “normal” que se den “chispazos” puntuales en la convivencia. Situaciones, ha apuntado que son excepcionales y que vienen a confirmar la regla de que existe una buena convivencia.

Roces, en cualquier caso, agregó que se dan como consecuencia de esa convivencia. “Yo no he tenido nunca un problema con alguien de Singapur, porque nunca he estado allí ni conozco a nadie de esa zona del mundo. Lo normal es que pueda tener un encontronazo con mi vecino de abajo, porque tengo goteras”, puso de ejemplo.

Sin embargo, Zarrías dejó claro que en Melilla, “en la frontera sur de Europa”, en términos generales, se convive en paz. Por ello apuntó que “es compatible” que se de algún que otro desencuentro con una convivencia en paz. “No es exagerado hablar de Melilla como espejo en el que mirarse como ejemplo de respeto”, insistió.

Municipalismo

En su alocución ante los medios de comunicación, el Secretario de Estado puso en valor el ámbito local en el diseño de la Alianza de Civilizaciones. “Las comunidades autónomas y los municipios son elementos clave”, señaló, dado que es aquí “donde se dirime el partido”.

Y es que, en palabras de Zarrías, suelen ser las personas con escasos recursos las que deciden emigrar de su país y se establecen en los sectores más desfavorecidos de los municipios, donde conviven con personas humildes y, ahí, señaló “los servicios deben estar suficientemente dotados para que no surjan problemas de convivencia”. Servicios, agregó, “que no deben variar ni un ápice de los que se dan en zonas más holgadas económicamente”.

“La gobernanza de los municipios es la más cercana a los ciudadanos y deben implicarse para que el cruce ideas, religiones y culturas no sea un problema sino algo positivo”, argumentó.

De ahí, añadió, la importancia que tiene el hecho de la impregnación de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) de los valores de la Alianza de Civilizaciones. “La Alianza de Civilizaciones es un elemento clave para el futuro de todo el mundo, y también en los diferentes territorios de España”, concluyó.