Zarrías opone la política de diálogo de Patxi López con la de enfrentamiento de Núñez Feijóo

El secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica hace balance del primer año de las elecciones vascas y gallegas

El secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Gaspar Zarrías, ha hecho este lunes balance del primer año de las elecciones vascas y gallegas y ha contrapuesto la "política de entendimiento y diálogo" de Patxi López con el Gobierno de "enfrentamiento" de Alberto Núñez Feijóo.

Zarrías, en declaraciones a Efe, ha analizado el año transcurrido desde los últimos comicios autonómicos en el País Vasco y Galicia, cuyos resultados electorales permitieron al PP recuperar el Ejecutivo gallego de la mano de Alberto Núñez Feijóo, y a los socialistas, gobernar por primera vez en Euskadi con López al frente.

De estos doce meses transcurridos, Zarrías ha sacado una impresión muy diferente para una y otra comunidad y ha considerado que es un año de "claroscuros", en el que las luces están, a su juicio, en el País Vasco, y las sombras, en Galicia.

Ha abundado en esta idea al subrayar que el Gobierno de Patxi López se ha destacado por su "apuesta firme y decidida" en contra de la violencia y el terrorismo y con un lehendakari dedicado "a los problemas que realmente preocupan a los ciudadanos", dejando de lado cuestiones que no son prioritarias.

Así, López se ha centrado en la lucha contra ETA y en resolver los problemas de vivienda o empleo, a fin de que el País Vasco salga cuanto antes de la crisis económica y en las mejores condiciones posibles, ha agregado.

Un año, según Zarrías, caracterizado por el dialogo y el entendimiento, "muy diferente" incluso a anteriores etapas en Euskadi, cuando gobernaba el PNV.

Frente a esa política, ha contrapuesto el Gobierno de "enfrentamiento" de Núñez Feijóo en Galicia y ha puesto el acento en que las primeras decisiones que tomó fueron recortar derechos sociales, como eliminar la gratuidad de los libros de texto o reducir casi en un 50 por ciento las inversiones productivas.

"Para colmo", ha agregado el dirigente socialista, el Ejecutivo del PP ha introducido dos elementos de "quiebra" de la sociedad gallega: la lengua, que "nunca había sido un problema" en Galicia, ni siquiera cuando gobernaba Manuel Fraga, y una ley que regula el sistema financiero que "claramente contraviene los preceptos constitucionales".