Zarrías recomienda a Aznar "que se dedique a hacer abdominales" y "no cometa irresponsabilidades"

Cree que es una muestra de su "falta de lealtad institucional" e "impropia" de alguien que ha sido presidente del Estado durante ocho años

El secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, ha recomendado al ex presidente del Gobierno, José María Aznar, "que se dedique a hacer abdominales" y "no cometa irresponsabilidades" en respuesta a su reciente visita a Melilla con motivo del conflicto del Estado con Marruecos, y, además, ha manifestado que "sobra" toda aquella acción que pretenda "enredar" ante una situación de "dificultad" que debe ser resuelta mediante la "acción diplomática".

Así lo ha expresado Zarrías durante su visita al Ayuntamiento coruñés de Ames, en donde ha valorado las recientes actuaciones del Plan E llevadas a cabo en la localidad y se ha referido a la situación de "conflicto" entre el Gobierno Central y Marruecos que provocó, el pasado jueves, que activistas marroquíes bloquearan la entrada de pescado y verdura a la ciudad autónoma.

Gaspar Zarrías ha apuntado que pide, "con todo el respeto" hacia un "ex presidente del gobierno", que "no cometa irresponsabilidades" ya que, en la actualidad, existe una "tensión" en Melilla con Marruecos ante la que el Gobierno "lleva una tarea diplomática callada" para que "sea efectiva". Por ello, ha señalado que la visita de Aznar "sobraba", "al igual" que la del vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Esteban González Pons, y "toda aquella que quiera enredar".

Asimismo, el secretario de Estado, ha recordado que el ex presidente puede, como cualquier ciudadano, "ir a cualquier lugar de España", pero ha calificado la visita de Aznar como una muestra de su "falta de lealtad institucional" y de "impropia" de alguien que ha sido presidente del Estado durante ocho años.

Con todo, el socialista ha asegurado que la situación de conflicto "se calmará", y que las "aguas volverán pronto a su cauce", ya que, "pese a la actitud del Partido Popular, el Gobierno central está llevando a cabo "importantes labores diplomáticas" con el país vecino.