Zarrías subraya que la entrada hoy en vigor de la ley local supone "un día triste" para los ayuntamientos, que reciben "un golpe brutal, sin precedentes en la historia democrática"

"Si la ley era mala cuando entró en las Cortes, la que acabó saliendo del Congreso es mucho peor, por desgracia", denuncia

El Secretario de Ciudades y Política Municipal, Gaspar Zarrías, considera que la publicación hoy en el BOE del texto de la nueva ley local promulgada por el Gobierno del PP representa “un día triste para los ayuntamientos de nuestro país”, por cuanto la entrada en vigor de la norma supone “un golpe brutal a los ayuntamientos, sin precedentes en la historia democrática de nuestro país”.

Zarrías subraya que “si la ley era mala cuando entró en las Cortes, la que acabó saliendo del Congreso es mucho peor, por desgracia”. El dirigente socialista sostiene que, con la publicación de la ley, “comienza el proceso de privatización y desmantelamiento de buena parte de los servicios públicos que se prestan por parte de los ayuntamientos”, al tiempo que denuncia esta ley “ni racionaliza competencias, ni las aclara, sino que convierte a Montoro en el alcalde mayor del reino, con el peligro que conlleva todo lo que toca o dice el ministro”.

El responsable de Política Municipal advierte, asimismo, de la dificultad que entraña la aplicación de alguno de los apartados de la norma, “cuando no imposibilidad”, y lamenta que se vaya a llevar a cabo una “intervención de los ayuntamientos de forma grosera, arrebatándoles la autonomía política que nuestra Constitución asigna a las entidades locales”.

Ante la publicación de la ley local del PP, Zarrías hace un llamamiento al conjunto de fuerzas políticas que se han opuesto, durante su tramitación, a esta ley, “para poner en marcha los mecanismos que nos permitan en los próximos meses acudir al Tribunal Constitucional para defender un modelo de ayuntamientos acorde a los tiempos y capaz, en momentos tan difíciles, de dar soluciones y alternativas a la ciudadanía que, por desgracia, es la gran perdedora con este nuevo recorte del Gobierno en los ayuntamientos españoles”.