Zarrías vaticina que el resultado será "muy similar" al de 2007, con "alguna que otra sorpresa"

Ve al PP "podrido" de corrupción, dividido en Asturias y Comunidad Valenciana y con_x000D_ un líder, Rajoy, rechazado por el 80% de sus votantes

El secretario de Política Institucional y Autonómica del PSOE, Gaspar Zarrías, ha vaticinado que las elecciones del 22 de mayo estarán "reñidas" y que el resultado "va a ser muy similar" al de hace cuatro años, tanto en autonómicas como en municipales, "con alguna que otra sorpresa".

En una entrevista concedida a Europa Press, Zarrías ha asegurado que los estudios preelectorales de que dispone el PSOE "contradicen bastante algunos que aparecen en los medios". Es más, se ha mostrado convencido que el PSOE podrá arrebatar algunas 'plazas' al PP, pero no ha precisado cuáles: "Prefiero no caer en el error en que están cayendo otros de vender el oso antes de cazarlo".

Las municipales de 2007 las ganó el PP en votos, con 7,92 millones (un 36 por ciento), frente a 7,76 millones el PSOE (31,31 por ciento), pero los socialistas obtuvieron más concejales (24.029 frente a 23.348 del PP).

Zarrías ha subrayado que los socialistas no dan nada por ganado, ni por perdido, y que van a las elecciones "con los deberes hechos", con unas listas "para ganar" --"poniendo lo mejor que tenemos"-- y con la "conciencia clara y tranquila" de haber hecho las cosas "razonablemente bien" allí donde gobiernan, "una gestión seria, rigurosa y en algunos casos brillante".

Por eso, cree cuando llegue el momento de ir a votar los resultados del PSOE serán "infinitamente mejores" de lo que "permanentemente está vociferando el PP". "Aspiramos a ganar en votos, en concejales, en alcaldes y en número de comunidades autónomas respecto a las que gobierna el PP", ha asegurado.

"Los ciudadanos y sobre todo el electorado socialista, que son los que están padeciendo más la crisis serán conscientes de que todos estos esfuerzos no han sido en balde, de que todas las medidas por difíciles y comprometidas que hayan sido han sido absolutamente imprescindibles", ha remachado.

En su opinión, es normal que en esta situación de crisis el partido que está en el Gobierno sufra desgaste, igual que todos los gobiernos europeos, pero lo que es "paradójico" es que también el PP esté desgastado y que a su líder, Mariano Rajoy, lo "denigre" y lo rechace el 80 por ciento de sus potenciales votantes.

A ello se suma, según Zarrías, que el PP tiene "un líder en la sombra", el ex presidente José María Aznar que es el que "verdaderamente marca las líneas políticas" además de dedicarse a "hablar mal de su país" en clases magistrales por las que recibe "pingües emolumentos".

Y en tercer lugar, ha retratado al PP como "podrido" por una corrupción que le  llega "hasta el tuétano" en Madrid, Valencia, Baleares, Castilla y León, Galicia o Andalucía y "dividido" en Asturias y en la Comunidad Valenciana, donde ha recordado que la ex presidenta del PP de Benidorm, Gema Amor, ha acusado de prácticas "mafiosas" al presidente valenciano, Francisco Camps, que además está "pendiente de sentarse en el banquillo".

Zarrías ha vuelto a reclamar al PP que supere su "pánico" a los debates --"no quiere hacerlos ni donde gobierna, como Castilla y León o Valencia, ni donde no, como Castilla-La Mancha"-- para que los ciudadanos puedan comparar sus propuestas electorales para ayuntamientos y comunidades autónomas.

EL PP TIENE "PÁNICO" A DEBATIR

En este punto, ha recalcado ...