Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

Buscador

Sala de Prensa >> Prensa >> Documentos >> Entrevistas

Secciones
Servicios

SI YA ESTÁS SUSCRITO

PUEDES GESTIONAR
TUS BOLETINES AQUÍ

Afiliate nuevo

Sincroniza tu Agenda

Partido de los Socialistas Europeos

José Blanco
José Blanco
El Mundo (14-octubre-07)

BLANCO: "Los alcaldes socialistas que incumplen la Ley de Banderas son una minoría, saben que deben cumplirla y lo harán"

Entrevista a José Blanco, Secretario de Organización del PSOE
14 Octubre 07
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

ESTHER ESTEBAN

La entrevista se celebra en su despacho en la sede socialista de la calle de Ferraz, donde, como es habitual, hay una actividad frenética. Ni él ni ninguno de sus colaboradores puede disfrutar del puente del Pilar porque en el ambiente se respira ya un intenso aroma electoral, ése que hace a los políticos estar ojo avizor de todo lo que se cuece en la cosa pública. Tal vez por eso el gallego José Blanco, número dos de los socialistas, acude al encuentro con un par de folios escritos a mano donde, subrayado en rojo, tiene un pequeño argumentario de los asuntos que intuye puede plantearle la periodista. De vez en cuando mira disimuladamente, de reojo, la chuleta, sobre todo cuando se trata de atacar de modo inmisericorde a sus adversarios, como si no quisiera dejar en el olvido ni uno de los adjetivos calificativos con los que lanzarse a su yugular.

Aunque han pasado casi cuatros años desde que su partido recibió la bendición de las urnas y el se convirtió en el guardián de sus esencias ideológicas, se siente ligeramente desconcertado cuando la periodista le pregunta a bocajarro si ya no quiere ser ministro o simplemente se le ha pasado el arroz: «Estoy a gusto con el papel que me toca. He cumplido un sueño y siempre estaré a disposición del presidente por encima de mis apetencias personales», señala. Eso sí, reconoce sentir un cierto regusto al saberse uno de los pocos elegidos que, a cinco meses de las elecciones, conoce el secreto mejor guardados del puño y la rosa: el eslogan y las promesas estrella del programa electoral: «Nuestra campaña dará que hablar. No se parecerá en nada a la de 2004 y me divierte muchísimo ver lo que se escribe de ella porque no dan ni una», comenta Blanco entre risas. Sea como fuere, él no da puntada sin hilo, y aunque mide milimétricamente sus palabras en las grandes cuestiones de Estado, cualquier asunto le vale para lanzar una carga de profundidad contra el Partido Popular. «Su única estrategia ha sido rociar el bosque con gasolina, prender la mecha y luego disfrazarse de bomberos para salvar a España del incendio que ellos han provocado», sentencia el número dos socialista.

- Menudo follón la celebración del 12 de Octubre con abucheos incluidos a Zapatero. ¿Tiene sentido seguir celebrando la Fiesta Nacional con tal división?

- Tiene sentido, y por eso se sigue celebrando y se seguirá haciendo. Es verdad que este 12 de Octubre ha tenido una peculiaridad, que el PP ha tratado de convertirlo en un mitin electoral, porque trata de transformar en batalla política, bronca y enfrentamiento todo lo que nos une, bien sea el 12 de Octubre, la bandera, la Constitución o la Monarquía. Pero aun así el PP ha fracasado en su intento de apropiarse de la Fiesta Nacional. Los incidentes del viernes fueron protagonizados por grupos muy reducidos. Se trató de una protesta pequeña pero organizada y que tuvo lugar en el peor momento, cuando se homenajeaba a los militares fallecidos en misiones de paz. Un hecho lamentable que desacredita a los autores y a sus instigadores.

- ¿Y por qué es malo para ustedes que Rajoy anime a los españoles a que celebren con orgullo la Fiesta Nacional ?

- Porque llevan toda la Legislatura tratando de utilizar partidistamente los símbolos que son de todos los españoles. La guinda de este despropósito ha sido un vídeo institucional en el que Rajoy actuaba como si fuera el jefe del Estado. El PP usa los símbolos como instrumentos de agitación y los utiliza para enfrentar a los españoles. La Historia nos ha enseñado que cuando la derecha se pone a gritar «¡España!», muchos españoles todavía se estremecen.

- Finalmente, ETA ha cumplido la amenaza que hizo Batasuna al Gobierno y ha puesto una bomba lapa que podría haber causado una catástrofe. ¿La respuesta a ese atentado será contundente?

- La respuesta a los desafíos de ETA es la detención y la puesta a disposición de la Justicia de los terroristas, como ha sido siempre hasta ahora. El Estado de Derecho funciona y está contribuyendo a que paulatinamente ETA tenga menos fortaleza. Está mas aislada socialmente, está más débil, aunque eso no excluye en ningún caso la capacidad para hacer sufrir y para cometer atentados.

- Los terroristas querían dos por el precio de uno, y además del PP y del PSOE, los dos partidos españoles. ¿No han entendido ustedes el mensaje?

- Esa es una interpretación, con todo el respeto, que nadie sabe si tiene una base real. ETA lo que busca son los objetivos que están más a su alcance. Es demasiado aventurado pensar que eligieron premeditadamente a un militante del PP que escoltaba a un socialista. Lo habrán hecho por facilidad. En todo caso, sabemos que estamos ante un desafío, entre otras razones porque el Gobierno ha dicho que no a sus pretensiones, y sabíamos que a partir de decirles que nopodían ocurrir este tipo de cosas.

- Pues todos coinciden en que sólo desde la unidad de los dos grandes partidos se podrá escribir el final de ETA. ¿No está de acuerdo?

- Lamentablemente, el PP ha hecho imposible esa unidad, porque desde que perdieron las elecciones han venido utilizando el terrorismo como instrumento de agitación política y de división. La estrategia del PP en esta legislatura ha sido rociar el bosque con gasolina por la mañana, prender la mecha, y por la tarde disfrazarse de bomberos para salvar a España del incendio que ellos mismos han provocado. En materia de lucha contra el terrorismo, el PP divide y luego quiere aparecer como el salvador de la unidad.

- Hombre, tampoco ustedes se lo han puesto fácil desactivando el Pacto Antiterrorista...

- Eso no es cierto. A mí me ha producido vómitos, de verdad, lo que he observado desde el atentado de Bilbao. Culpar directamente al Gobierno del atentado terrorista, como hizo el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, como hizo la concejala Ana Botella, o como han dejado entrever otros dirigentes del PP, es repugnante. Yo jamás diré que los 44 muertos que se produjeron después de la tregua del 98, cuando Aznar era presidente del Ejecutivo, son responsabilidad del Gobierno del PP, pero hubo 44 muertos después de una tregua. Nosotros, cuando estuvimos en la oposición, apoyamos al Gobierno en su política antiterrorista, y ellos han hecho todo lo contrario.

- Sea como fuere, ETA sigue matando y sus altavoces de Batasuna anunciándolo horas antes. ¿Eso no se puede impedir?

- He dicho claramente que ETA va a ponérselo difícil a este Gobierno, porque le ha dicho que noa sus pretensiones. Y sus altavoces políticos están en la misma estrategia. Esa es una de las razones que llevó al juez Garzón a actuar contra ellos cuando constató que había una estrategia clara de Batasuna, coincidente con la estrategia de terror de la banda ETA.

- Pero admita que la actitud de Garzón provoque dudas. Muchos creen que actúa a golpe de impulso político, y eso deteriora la imagen de la Justicia...

- Me sorprende que a Garzón le critiquen cuando no tomaba decisiones y también ahora que las toma. Para el PP lo importante es confundir y criticar, emponzoñarlo todo. Un juez tiene que actuar en función, siempre, del cumplimiento de la ley. La ley no se aplica en virtud de un criterio arbitrario de un juez ni en virtud del interés político del momento. Y desde luego Garzón no lo hace.

- ¿Usted descarta que ANV sea ilegalizada antes de las elecciones, si se demuestra su vinculación con Batasuna?

- No tengo ninguna autoridad para descartar una posibilidad que se hará simplemente en cumplimiento de la ley. Si hay indicios probados de complicidad de ANV que lleven a la vulneración de la ley de partidos, indudablemente quien tiene la potestad de iniciar un proceso de ilegalización lo hará.

- ¿Y quién tiene esa potestad?

- El Gobierno de España, a través de la Fiscalía general. Pero es importante señalar que, en ningún caso, se actúa por impulsos ni por conveniencia política. No es el Gobierno quien determina si una ley se cumple o no, es la Justicia.

- Sin embargo, muchos temen que, si ustedes ganan las elecciones, intenten de nuevo dialogar con ETA y retomar el proceso de paz...

- El diálogo con ETA quedó descartado el mismo día en que ETA rompió el alto el fuego permanente. Ya no tiene credibilidad alguna, si es que alguna vez la han tenido. Han demostrado sobradamente que no saben actuar al margen del terror y, por tanto, lo que hay que hacer es trabajar intensamente, como se viene haciendo, para acabar con ellos, para derrotarlos. El único destino de ETA es abandonar las armas.

- ¿Van a explicar claramente en su programa electoral cómo piensan desarrollar en un futuro la lucha antiterrorista?

- El programa se está estudiando, pero desde luego en él habrá planteamientos claros en la línea de lo que venimos haciendo. Apostaremos por reforzar todos los mecanismos del Estado de Derecho para conseguir desarticular definitivamente a la banda terrorista ETA, para derrotarla.

- Permítame un inciso, ¿reconocen que han cometido algún error en la lucha contra ETA? El proceso de paz ha fracasado y ustedes han dado un giro copernicano sin dar ninguna explicación...

- Un responsable político que ame a su país y, sobre todo, que quiera evitar que se produzcan más muertes no podría hacer nada diferente a lo que hizo el presidente del Gobierno. Ante una oportunidad de paz, intentar buscar la paz y acabar con el terrorismo. Lo hemos intentado y no lo hemos conseguido.

- Cambiando de asunto, ayer celebraron en Toledo una cumbre territorial para reivindicar su concepto de España. ¿Tan necesario era hacerlo ahora?

- Nosotros, frente a una visión de España en negativo, de la confrontación y la división, como pregona el PP, estamos muy orgullosos de la España constitucional, autonómica, de la España en positivo, que progresa en derechos, en bienestar, y que después de 25 años de desarrollo autonómico ha permitido que seamos uno de los países del mundo con más calidad de vida. Reivindicamos esta España de la convivencia y la diversidad, que es además la España que abandonó la nostalgia del centralismo y que está orgullosa de sí misma. Porque seguimos convencidos de que el PSOE es el partido que más se parece a España y a los españoles, y es el que más puede cohesionar nuestro país.

- Sin embargo, lo paradójico sería que el único partido que lleva la palabra español en sus siglas no se sienta orgulloso de serlo, ¿no?

- Efectivamente, nosotros somos el único partido que lleva la E de España en sus siglas y, además, hemos concurrido en las pasadas elecciones hablando de España, diciendo que nos merecíamos una España mejor. No tenemos complejos en hablar de España, al contrario. Lo que pasa es que algunos están acomplejados porque venían de otra España y fueron protagonistas de los momentos más negros de nuestra Historia.

- Pues las malas lenguas dicen que para ustedes ahora toca hablar de España porque quieren desprenderse de sus amistades peligrosas con los nacionalistas.

- Evidentemente, nos hubiera gustado tener una mayoría suficiente para poder desarrollar plenamente nuestro programa electoral, y a eso vamos a apelar en las próximas elecciones, pero estamos satisfechos de nuestra colaboración con distintas fuerzas políticas. Los nacionalistas nos han permitido desarrollar nuestro programa. Y eso del riesgo de la unidad de España no se lo creen ni los agoreros que lo predican. No he escuchado todavía a ningún dirigente de un partido nacionalista que hubiera conseguido más en cuatro días con Zapatero que en ocho años con Aznar. Desde luego no hemos tenido que hacer un aprendizaje de catalán para hablarlo en la intimidad, como hicieron algunos en 24 horas. Y España está ahora mucho más cohesionada socialmente que con el PP.

- Entonces, ¿usted no es partidario de una modificación electoral para que los nacionalistas no tengan la sartén por le mango?

- No soy partidario de modificar la Ley Electoral si no es una modificación plenamente consensuada y, además, creo que en nuestro país la exclusión lo único que ha generado es división. Lo que hay que hacer es integrar, sumar, y no atizar las tensiones territoriales ni la división, ni utilizar partidistamente los símbolos, la bandera ni apropiarse de la Monarquía , como si fuera patrimonio exclusivo de un partido.

- Tal vez, pero muchos dicen que no es el PP quien se apropia de los símbolos, sino ustedes quienes no los defienden. ¿Ha dado indicaciones a sus alcaldes para que la bandera española ondee en los ayuntamientos socialistas?

- ¿Cómo voy a dar una orden para que se cumpla con la ley? Hoy no hay ni más ayuntamientos ni menos con la bandera de España que cuando gobernaba Aznar y Acebes era ministro del interior. Reto a Acebes a que demuestre que hoy la bandera de España ondea en menos sitios que cuando gobernaba el PP. Lo que pasa es que se ha envuelto en la bandera de España para generar una incertidumbre, y lo que están consiguiendo es animadversión y división entre la gente. Ellos han decidido que generando incertidumbres e inseguridades les va a ir bien, pero estoy convencido de que los ciudadanos les van a dar la respuesta adecuada en las urnas.

- Pero admita que hay alcaldes socialistas a quienes la bandera española les provoca sarpullidos, y le puedo citar muchos ejemplos...

- Puede haber algún caso aislado, pero la inmensa mayoría de nuestros alcaldes cumple con la ley. Y, desde luego, los que no lo hacen, que son una minoría, saben que deberían cumplirla, y lo harán.

- El martes, Zapatero recibirá a Ibarretxe para hablar del referéndum. ¿Su mensaje será de firmeza?

- Zapatero ya le ha dicho al lehendakari que lo que estaba fuera de la ley no se haría. Ya lo dijo cuando el plan Ibarretxe, y le volverá a decir lo mismo: ese referéndum está fuera de la ley y, simplemente, no se celebrará. El lehendakari lo sabe, como sabe que el Gobierno usará todas las herramientas que le da la ley para impedirlo.

- Cambiando de asunto, ¿la quema de imágenes del Rey es un hecho puntual o abre el debate entre Monarquía o República?

- Todos los demócratas rechazamos la quema de imágenes del Rey, como es lógico. Sin embargo, es verdad que nunca hechos aislados han conseguido tener tanto eco como ahora. Nunca nadie hizo tanto para que estos disparates fueran transmitidos y se amplificaran tanto como están haciendo ahora el PP y Rajoy. Ese es el peor favor que se le puede hacer al jefe del Estado y a la Monarquía. Desde luego, el debate Monarquía o República no existe en la sociedad. No hay un jefe del Estado en Europa que tenga la altísima valoración que tiene nuestro Rey, muy por encima de los dirigentes políticos, los jueces o los periodistas. Y, desde luego, me parece muy malo para España que los que dicen amarla tanto estén amplificando unos hechos aislados que debilitan la figura del Rey Juan Carlos.

- Una curiosidad, ¿usted es monárquico o republicano?

- Mire, yo soy claramente monárquico porque soy claramente constitucional, y lo soy porque creo que lo mejor que le ha podido pasar a España es tener un Rey como el actual. Soy monárquico porque la Constitución española establece como forma de Gobierno la Monarquía parlamentaria, y la Constitución es lo que une, más allá del planteamiento personal de cada uno.



Entrevistas

  • jpg
  • jpg
  • jpg
  • jpg
barrafooter