La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE denuncia el golpe institucional del Gobierno de Rajoy para controlar RTVE

Considera que es una decisión injustificable y asegura que es absolutamente falso que haya bloqueo en la renovación del órgano

La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE denuncia el golpe institucional decidido por el Gobierno al modificar por decreto la ley que garantizaba la independencia, pluralidad y viabilidad de la Corporación de RTVE.

Con esta gravísima decisión, el Gobierno del PP cambia la elección del presidente de la Corporación que, según la ley actual, había que aprobar por consenso de, al menos, dos tercios del Congreso de los Diputados. El Gobierno decide ahora de forma unilateral que se pueda nombrar con mayoría absoluta; es decir, que el PP quiere imponer su nombramiento y volver a la televisión de partido.

Esta decisión supone una vuelta atrás intolerable en el camino emprendido por RTVE tras la aprobación en 2006 de las reformas propuestas por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, que pusieron en pie la nueva Corporación del siglo XXI: una RTVE pública, independiente, plural, viable y de calidad.

El PSOE considera que es una decisión injustificable y asegura que es absolutamente falso que haya bloqueo. En estos momentos se estaba en un proceso abierto de negociación entre el PSOE y el Gobierno para la renovación de todos los órganos institucionales pendientes, incluido el Consejo de Administración de RTVE y su presidente.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha roto unilateralmente el compromiso que adquirió junto al Secretario General del PSOE y líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba de renovar por consenso todos estos órganos antes del final del actual periodo de sesiones en el mes de junio.

El PSOE estudiará la presentación de un recurso de inconstitucionalidad, ya que no hay razones de urgencia que justifiquen la aprobación de estos cambios por real decreto ley.

El PSOE iniciará además una ronda de contactos con todos los sectores sociales para defender el actual modelo de televisión pública independiente, plural, viable y de calidad.