Pajín: "La ley no obliga a nadie a abortar; da libertad y seguridad a las mujeres que decidan hacerlo"

"Los socialistas estamos en el lado, mayoritario, del rigor y el debate sereno. El PP, en el de la crispación y las palabras altisonantes", afirmó la intervención

La Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo “no obliga a nadie a abortar” sino que proporciona “libertad y seguridad a las mujeres que decidan hacerlo”. Son palabras de la senadora Leire Pajín, que defendió esta mañana en el Pleno del Senado la posición del Grupo Parlamentario Socialista en contra de los tres vetos a la ley presentados por el PP, UDC-CiU y UPN que fueron finalmente rechazados. Explicó que se trata de un texto “absolutamente respetuoso con la Constitución” y “más seguro y equilibrado” que la normativa vigente porque garantiza “la autonomía y la libertad de las mujeres y no descuida la protección de la vida prenatal”

La senadora socialista repasó el proceso de debate, reflexión y diálogo que ha dado lugar a una ley “necesaria, meditada y equilibrada” que era “una asignatura pendiente” que se suma a una legislación pionera en España con leyes como la de igualdad o la que persigue la violencia de género.

Su intervención fue interrumpida en numerosas ocasiones por los aplausos de los senadores y senadoras, así como por las representantes de las organizaciones de mujeres que siguieron el debate desde la tribuna de invitados.

Además, el Presidente del Senado, Javier Rojo, se vio obligado a llamar al orden a los senadores populares por sus interrupciones, ante lo cual Leire Pajín respondió así: “No se preocupe, señor presidente. Intentaron callar la voz de esta senadora durante siete meses pero no lo consiguieron y no lo van a conseguir ahora”, en referencia al tiempo que el PP bloqueó su designación como senadora por las Cortes Valencianas.

VETO DEL PARTIDO POPULAR

Pajín criticó diversos aspectos del veto a la ley presentado por el Partido Popular, en concreto los referidos a la falta de demanda social, a su petición de una estrategia de prevención y a la reclamación de una política de apoyo a la familia. Respondió punto por punto a estas cuestiones y preguntó al PP si las 100.000 mujeres que interrumpieron voluntariamente su embarazo en 2009 “les parecen poca demanda”.

Destacó que una de las prioridades la nueva ley “se refleja en el amplio capítulo de políticas públicas destinadas a la educación sexual y reproductiva”. Añadió que “llama mucho la atención” que el grupo popular proponga ahora desarrollar una estrategia de prevención, formación e información sexual porque durante sus ocho años en el gobierno “no desarrollaron ni una sola campaña de prevención de embarazos no deseados ni de promoción del uso de medios anticonceptivos”.

La senadora por la Comunidad Valenciana hizo especial hincapié en las medidas de apoyo a la familia aprobadas por Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en los últimos seis años. Enumeró iniciativas como la ayuda de 2.500 € al nacimiento por hijo, el derecho a prestación no contributiva para las mujeres que son madres y no han cotizado lo suficiente, el permiso de paternidad o la extensión de la educación de 0 a 3 años que “ustedes impiden en Madrid y en la Comunidad Valenciana”. Y llegó a la siguiente conclusión: “hay quienes defienden mucho a la familia en las pancartas y de palabra, otros preferimos hacerlo con leyes e iniciativas y en los presupuestos”.

Se refirió también a la actual legislación en materia de interrupción voluntaria del em...