"Zapatero está en su mejor momento, lo del 'poszapaterismo' va para largo"

El presidente de Aragón y secretario de organización del PSOE cree que "nadie en su sano juicio considera este puesto un objetivo político" _x000D_

CAROLINA MARTÍN

 

No entraba en los planes de Marcelino Iglesias (Bonansa, Huesca, 1951), que dejará la presidencia de Aragón en unos meses, ser secretario de organización del PSOE. "Nadie en su sano juicio considera este puesto un objetivo político", asegura. Sin embargo, la semana pasada aceptó la propuesta que José Luis Rodríguez Zapatero le hizo en la Moncloa: "Al secretario general no se le dice no", subraya. Con un "poquito más de experiencia" que su antecesora por "acumulación de años", empieza adesempeñar sus nuevas funciones con optimismo. Por delante, mucha pedagogía y varios comicios de alto riesgo .

 

Algunos compañeros temen que su pluriempleo le distraiga de sus tareas. ¿Cómo compatibilizará sus cargos?

Estos seis meses viviré mucho en el tren, donde tendré un despacho flotante. Como tiene internet y teléfono móvil en todo el trayecto, podré trabajar.

 

¿Cree que el malestar de algunos barones ha influido en su nombramiento?

"Quiero citar a los ministros por coordinación, no por adoctrinamiento"

Es posible que a Zapatero le interesase una persona que conoce muy bien el funcionamiento de una comunidad. Es interesante que haya responsables en Madrid que conozcan cómo funciona nuestro sistema autonómico.

Lleva unos días en el cargo y le ha quitado' el sitio a José Blanco en el comité federal de listas.

¿Empieza ganándose enemigos?

No, quiero tener la mejor relación con Pepe Blanco y la voy a tener por varias razones. Es una persona que conoce muchísimo mejor que yo la maquinaria del partido y lo necesito para que esta máquina funcione bien.

 

Quiere citar a los ministros en Ferraz. ¿Puede interpretarse como adoctrinamiento al gabinete?

No es adoctrinamiento, es justamente coordinación. Quiero que los ministros sientan esta casa como suya y aprovechen la potencia del PSOE, que tiene terminales desde la isla del Hierro hasta el Pirineo, para defender y explicar sus políticas. Por eso quiero que vengan. Y vendrán con naturalidad y discreción.

 

El PSOE hace mucho hincapié en la comunicación. ¿Teme que los cambios se vean como una operación de imagen?

No es una cuestión de imagen. En un momento en que ha habido que tomar medidas económicas tan difíciles, si no hay explicación, la gente no tiene por qué entender qué ha pasado. Hay que explicar qué significa esta crisis global, por qué todos los gobiernos han tenido una caída de 20 o 25 puntos de aprecio popular, y por qué, a pesar de ese desplome, los gobiernos tienen que adoptar esas políticas. Hay que explicar que los gobiernos tienen la obligación, también el nuestro, de colocar los intereses de sus países por delante de los partidos. Esas decisiones tan duras son imprescindibles y la semilla que hará florecer el crecimiento de mañana.

 

La gente busca resultados más que explicaciones. ¿En qué políticas se traducirán esas decisiones?

Los resultados de las políticas de ajuste serán el control del déficit, que nos permitirá garantizar nuestra financ...