REFORMA DEL SISTEMA ELECTORAL

Las bases del régimen electoral se encuentran en el texto de la propia Constitución y, en consecuencia, su alteración requiere la reforma previa de ésta.

Sin embargo, algunos extremos susceptibles de  revisión vienen establecidos en la propia Ley Orgánica del Régimen Electoral General y, en consecuencia, puede abordarse su reforma por vía ordinaria aunque, siempre, con el amplio consenso que exige la reforma de elementos claves del sistema político.

Constituir, en el seno de la Comisión Constitucional, una subcomisión para el estudio de la reforma del régimen electoral que, durante tres meses, proceda a audiencias de expertos y, a su término, pueda elaborar una proposición de ley orgánica de reforma que, entre otras cosas, contemple:

  • Impulsar los medios y realizar las reformas legislativas necesarias para facilitar el voto electrónico.
  • Revisar el procedimiento electoral.
  • Reformar el sistema de voto de la ciudadanía residente fuera de España para facilitar una mayor participación con medidas como la desaparición del voto rogado.
  • Reforzar el sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales a la ciudadanía de origen extranjero, facilitando su inscripción de oficio en el censo electoral.
  • Establecer para la elección de diputados y diputadas un sistema de listas desbloqueadas, que permita a los electores una mayor influencia sobre la elección final de sus representantes e incentive una rendición de cuentas más personalizada entre la ciudadanía y sus representantes parlamentarios.
  • Considerar la posibilidad de desbloquear las listas también para las elecciones municipales.
  • Mejorar la proporcionalidad.
  • Garantizar la paridad mediante el sistema de lista cremallera.
  • Posibilitar de forma efectiva el ejercicio del voto a las personas con discapacidad que hoy no pueden ejercerlo.
  • Regular la celebración de debates electorales, con la creación de una Comisión Independiente de Organización de Debates formada por profesionales del periodismo de reconocido prestigio.