Unión Europea

DEMOCRATIZACIÓN DE LAS INSTITUCIONES EN UNA EUROPA FEDERAL

  • Mejorar los controles a los responsables de la Unión, como la implantación de la moción de censura contra un comisario aisladamente.
  • Que el Presidente del BCE deba comparecer en el Parlamento Europeo en el momento de su elección.
  • Fortalecer los mecanismos de rendición de cuentas de los comisarios ante los Parlamentos nacionales, a los que deberán comparecer regularmente a explicar sus políticas.

AVANZAR EN LA INTEGRACIÓN ECONÓMICA EUROPEA: HACIA UN GOBIERNO DEL EURO

  • El reforzamiento y aceleración de la puesta en marcha del Plan de Inversión Juncker, favoreciendo especialmente a los países que tienen unas mayores tasas de desempleo, como España. El Gobierno trabajará activamente para presentar propuestas que supongan un máximo aprovechamiento de dicho Plan.
  • Trabajar con todas las fuerzas políticas para forjar una posición común sobre la reforma de la Unión Económica y Monetaria que implique completar la Unión Bancaria, la puesta en marcha de una verdadera Unión Fiscal, incluido un Tesoro Europeo y la Unión Social. La culminación de la Unión Económica debe ir acompañado de mecanismos de reforzamiento democrático y rendición de cuentas ante los ciudadanos.
  • Estrechar la cooperación entre el parlamento español y el Parlamento Europeo, y especialmente reforzar la implicación del Congreso de los Diputados en el semestre europeo.

UNA EUROPA MÁS SOCIAL Y SOLIDARIA QUE PUEDA DAR UNA SOLUCIÓN A LA CRISIS DE LOS REFUGIADOS

  • Establecer un Plan Europeo contra la pobreza con fondos de cohesión y solidaridad europeos, para atender los problemas más agudos de exclusión social.
  • Impulsar una política común europea de asilo e inmigración.
  • Dar respuesta efectiva y urgente a la crisis de las personas refugiadas mediante el apoyo a los países vecinos, el incremento del número de acogidos, la dotación de los programas de reasentamiento, la aceptación de admisiones humanitarias y la concesión de visados a personas.
  • Reforzar las oficinas de Asilo y la presencia en ellas de la representación oficial de ACNUR, eliminando las malas prácticas y corrigiendo las instrucciones ministeriales que restringen de facto la posibilidad de solicitar asilo.