Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

Buscador
Secciones
Servicios

SI YA ESTÁS SUSCRITO

PUEDES GESTIONAR
TUS BOLETINES AQUÍ

Afiliate nuevo

Sincroniza tu Agenda

Partido de los Socialistas Europeos

REFLEXIONES Y PROPUESTAS PARA UN PROGRAMA SOCIALISTA (I)

07 Agosto 11
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

Aportaciones de la corriente Izquierda Socialista del PSOE

 

El PSOE debe estar dispuesto a concurrir a los próximas elecciones generales, ya anunciadas para el próximo 20 de Noviembre, no sólo con un nuevo candidato a la presidencia del gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, sino con un programa que, siendo expresión de su proyecto político, responda a lo que la ciudadanía espera de un partido de izquierda, comprometido con los principios del socialismo democrático y atento a las demandas y reivindicaciones de los sectores sociales que esperan de él respuestas solidarias ante la crisis. Afrontar por la izquierda la actual crisis económica, con sus dramáticas consecuencias sociales, también implica para el PSOE recuperar la dignidad de la política y el valor de la democracia, a la vez que activar toda su capacidad transformadora al servicio de las justas reivindicaciones de trabajadores, mujeres, jóvenes, pensionistas, inmigrantes y todos aquellos que esperan propuestas de carácter emancipador a las que apoyar con un voto comprometido.

 

Acaba la etapa constituida por dos legislaturas en las que los gobiernos de Rodríguez Zapatero han impulsado notables avances tanto en el reconocimiento de derechos cívicos como en la redistribución de la riqueza. Pero ahora, cuando llegamos al final de esta etapa hay que contar también en el balance las medidas de ajuste aplicadas frente a la crisis y puestas en marcha bajo la presión de los mercados, las cuales han sido percibidas por amplios sectores de la ciudadanía como injustas por suponer un reparto desequilibrado de las cargas, perjudicial para quienes no han sido responsables de la crisis que padecemos.

 

La contradicción entre el discurso político que veníamos sosteniendo y el planteamiento de una dura política de ajuste, plasmada en decisiones con una fuerte contestación social, ha erosionado la credibilidad política de los socialistas y la confianza del electorado en el gobierno por tan desconcertante giro político. Es verdad que se han tratado de salvar las políticas sociales, de defender logros de los trabajadores, pero la asimetría entre medidas como recortes salariales a funcionarios, congelación de pensiones, reforma laboral y del sistema de pensiones, y medidas como las encaminadas a reforzar el sistema bancario han consolidado la imagen de un tratamiento muy desequilibrado entre unas y otras.

 

La manera de gestionar la crisis ha desdibujado el proyecto socialista ante nuestra base social. Los intentos de recuperar el diálogo social con los sindicatos mayoritarios, los esfuerzos por mantener prestaciones por desempleo y políticas activas de empleo, el empeño por llevar ciertas propuestas a organismos internacionales (erradicación de paraísos fiscales, tasa por transferencias financieras, coordinación de políticas económicas en UE, eurobonos, etc.), no han servido para generar la necesaria recuperación de nuestra credibilidad. A la percepción social acerca de un programa socialdemócrata que se desmoronaba, después de las falsas ilusiones de recuperación de políticas keynesianas con los Planes E, se añadía la progresiva conciencia de la ciudadanía sobre la impotencia de la política frente a los poderes económicos del capitalismo financiero que controla los mercados. La constatación de que de nuevo se imponían duras políticas neoliberales quebraba aún más la pretensión de recuperar la fuerza de un proyecto socialdemócrata, debilitado por lo demás en el conjunto de Europa.

 

Con ese telón de fondo, las elecciones autonómicas y municipales del pasado 22 de Mayo arrojaron el peor de los escenarios posibles para el PSOE: la severa derrota que hemos conocido y que obliga a iniciar cuanto antes un proceso de reconstrucción en serio de nuestro proyecto político. A eso se suma el malestar ciudadano expresado a través del llamado “movimiento del 15M”, el cual, aglutinando ciudadanos de diversa procedencia, manifiesta el rechazo a las políticas aplicadas frente a la crisis, el sometimiento a los mercados, la devaluación de nuestra democracia, la crisis de la representación política y un fuerte cuestionamiento de la política al uso, de los partidos y de los políticos. Un conjunto heterogéneo de reivindicaciones emerge de ese movimiento ciudadano de insólita pujanza, las cuales deben ser escuchadas, máxime cuando muchas de ellas también se habían venido manifestando por diversas voces en el seno del PSOE, entre ellas por la de la corriente Izquierda Socialista.

 

La pretensión de Izquierda Socialista en esta difícil coyuntura del partido, en especial de cara a la próxima Conferencia Política, previa a las elecciones generales, es contribuir al debate que se desarrolla en el seno del socialismo de nuestro país para resituar claramente al PSOE en la izquierda, con un proyecto reelaborado y creíble, con propuestas políticas integradas en un programa capaz de suscitar el apoyo de nuestra base social. Como el conjunto de la militancia socialista, reconocemos el valor que a ese respecto tienen las propuestas que van siendo avanzadas por nuestro candidato, Alfredo P. Rubalcaba. Consideramos crucial que ese conjunto de propuestas lleguen a ser algo más que un elenco de medidas posibles de realizar y para ello es necesario que se vean hilvanadas con un nítido y reconocible “hilo rojo” que permita que la ciudadanía, desde el antiguo proletariado hasta el nuevo “precariado”, las pueda reconocer como propias de un proyecto socialista creíble, coherente, transformador, capaz de nuclear en torno a sí el bloque social que protagonice los cambios futuros que ha de acometer la sociedad española en un momento como el que estamos viviendo.

 

Izquierda Socialista, como corriente de opinión del PSOE, pone todo el acento en la imprescindible recuperación del discurso socialista para sostener nuestro proyecto político y presentar con credibilidad nuestro programa ante la opinión pública, desarrollando a través de todo ello una estrategia consistente de acción política.

 

Como aportaciones concretas para el debate de la próxima Conferencia Política del PSOE y como parte de este documento previo a las futuras conclusiones de las Jornadas de Izquierda Socialista que tendrán lugar el 10 y 11 del próximo mes de septiembre, anticipamos nuestro convencimiento sobre la necesidad de abordar cuestiones como las que a continuación se señalan:

 

1) Política económica

 

- Planteamiento riguroso de criterios de sostenibilidad y responsabilidad social a las empresas

- Apoyo a empresas condicionado siempre a creación y mantenimiento de empleo

- Reforma del sistema fiscal, reforzando su progresividad y reequilibrando rentas del trabajo y rentas del capital.

- Recuperación del impuesto sobre patrimonio y revisión de fiscalidad de las SICAV

- Erradicación del fraude fiscal y de la economía sumergida

- Imposición fiscal sobre beneficios bancarios y control de “bonus” para ejecutivos

- Recuperación de banca pública a partir del ICO

- Cambio de modelo productivo con potenciación de nuevos sectores: TICs, agricultura industrial, turismo sostenible, producción biotecnológica, energías renovables, industrias culturales, etc.

- Refuerzo de la incorporación de las TIC en el tejido empresarial

- Coordinación de políticas de urbanismo y vivienda con perspectiva “federal”

- Avanzar hacia dación de vivienda para cancelación de hipoteca en casos justificados

- Transportes eficientes y medioambientalmente limpios

- Atención intensiva a emprendedores y PYMES

- Lucha activa contra la deslocalización empresarial

- Potenciación de la internacionalización de empresas españolas, con criterios de “comercio justo”.

- Medidas de democracia económica para participación de trabajadores en toma de decisiones

 

2) Política social

 

- Potenciación del diálogo social, con apoyo a la actividad sindical

- Protección de los derechos laborales

- Apoyo a la negociación de convenios colectivos

- Refuerzo de formación profesional (especialmente de jóvenes) y formación continua de los trabajadores

- Incorporación y presencia igualitaria de la mujer en el mercado de trabajo

- Integración de población inmigrante en mercado laboral

- Defensa del sistema público de pensiones

 

3) Políticas de bienestar

 

- Apoyo a la educación pública, desde escuelas infantiles hasta universidades

- Defensa del principio de autonomía universitaria

- Replanteamiento de conciertos educativos con centros privados con criterios redistributivos

- Postgrados de especialización para tarea docente y formación continua del profesorado

- Criterios de puesta al día de plantillas de profesorado

- Potenciación de la formación profesional

- Defensa de escuela inclusiva, igualitaria e intercultural

- Laicidad de la enseñanza

- Defensa y apoyo de la sanidad pública

- Control del gasto sanitario

- Potenciación de centros de atención primaria

- Puesta al día de la red hospitalaria

- Desarrollo y aplicación de la ley del aborto y de la ley de muerte digna

- Coordinación “federal” de sistemas de salud de comunidades autónomas

- Refuerzo de la atención a las personas dependientes aplicando la “ley de dependencia”

- Sistemas de atención a la dependencia en que se fomente el empleo público

 

4) Políticas de igualdad

 

- Fomento en todos los ámbitos de la igualdad de oportunidades

- Promoción en todos los campos de la igualdad de género

- Medidas para erradicación de la violencia machista

- Desarrollo y aplicación de la ley de igualdad de trato

- Efectiva equiparación en derechos de todos los ciudadanos y ciudadanas

- Contra discriminaciones por motivos religiosos, Ley de libertad religiosa y de conciencia
 



Otras Noticias

      

  • png
  • png
  • png
  • png
  • png
barrafooter