Situación Actual de la Ciencia

Durante treinta años nuestro país logró desarrollar un sistema de Ciencia y Tecnología que ha alcanzado un notable nivel de calidad y reconocimiento internacional.

En 2011 impulsamos la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, que se aprobó con un amplio consenso político y social.

En los últimos años, sin embargo, se ha revertido este proceso. Durante esta legislatura, bajo el gobierno de Rajoy, la inversión en España en I+D ha retrocedido y se han limitado radicalmente las oportunidades de trabajo para nuestro personal de investigación.


¿Por qué defendemos la ciencia?

Porque necesitamos retomar la senda de la modernización hacia la nueva economía, bajo criterios de competitividad y sostenibilidad.

Porque la ciencia, la tecnología y la innovación deben situarse de nuevo como factores esenciales que contribuyan a la riqueza y el bienestar de la sociedad.

  • ¿Cuáles son nuestros compromisos de gobierno?
¿Por qué defendemos la ciencia?

Promoveremos un amplio acuerdo social y político en torno a las políticas de ciencia, tecnología e innovación.

Vamos a trabajar por un amplio acuerdo social y político que permita alcanzar el máximo consenso en torno a las políticas de ciencia, tecnología e innovación partiendo del Acuerdo Parlamentario por la Ciencia que firmamos en 2013.

¿Por qué defendemos la ciencia?

Duplicaremos la inversión pública no financiera en I+D+i civil.

Duplicaremos la inversión pública no financiera en I+D+i civil (aquella que no corresponde a préstamos) en la legislatura, ajustando la inversión dedicada a operaciones financieras a las necesidades y capacidad real de absorción por empresas e instituciones.

Al final de la legislatura los recursos destinados a operaciones no financieras alcanzarán como mínimo el 50% de la inversión pública total, y ésta representará al menos el 2,5% del gasto público en los Presupuestos Generales del Estado.

*I+D+i Civil: inversión destinada a la investigación, desarrollo e innovación no militar.

¿Por qué defendemos la ciencia?

Alcanzar una inversión total del 3% del PIB en I+D+i.

Restableceremos como objetivo estratégico el horizonte europeo de alcanzar una inversión total, pública y privada, del 3% del PIB en I+D+i.

¿Por qué defendemos la ciencia?

Que la inversión en I+D+i no compute como déficit público.

Defenderemos en las instituciones europeas la aplicación de la "regla de oro" que permite que las inversiones en ciencia, tecnología e innovación no computen como gastos en el cálculo del déficit público.

¿Por qué defendemos la ciencia?

Garantizaremos la suficiencia y regularidad de las convocatorias.

Nos comprometemos a garantizar la suficiencia y regularidad de las convocatorias de proyectos de investigación y de recursos humanos, ampliando la dotación del Fondo Nacional y haciendo que para la concesión de los proyectos se valore el rendimiento y el grado de consecución de los objetivos a priori y a posteriori.

¿Por qué defendemos la ciencia?

Revisaremos y simplificaremos los procedimientos administrativos.

Revisar y simplificar los procedimientos administrativos que se siguen en materia de investigación, desarrollo e innovación, aligerando los trámites burocráticos que ha de realizar el personal investigador.

¿Por qué defendemos la ciencia?

Plan de recuperación y consolidación del talento científico.

Vamos a promover un Plan Especial para la recuperación, incorporación y consolidación del talento científico que permita recuperar a 10.000 jóvenes investigadores en cuatro años, en colaboración con las comunidades autónomas, las universidades y los organismos públicos de investigación.

¿Por qué defendemos la ciencia?

Fomentaremos la interacción y la movilidad de personal.

Fomentar la interacción y la movilidad de personal entre todos los agentes del sistema (universidades, organismos públicos de investigación, empresas e instituciones), eliminando barreras normativas y procedimentales.

¿Por qué defendemos la ciencia?

Impulsar la modificación del modelo de Agencia Estatal de Investigación

Nos comprometemos impulsar la modificación del modelo de Agencia Estatal de Investigación; y revisar y reformar en profundidad el sistema y en particular el CSIC y demás organismos públicos que lo integran, su organización y gestión, con criterios de excelencia y atendiendo para ello a las previsiones de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación y a la mejora de su calidad, eficacia y eficiencia.