Derogar la reforma laboral y aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores

Derogar, con carácter inmediato, los aspectos de la reforma laboral del Partido Popular que establecen un modelo de empleo precario y de bajos salarios y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios.

Aprobar con base en el Diálogo Social un nuevo Estatuto de los Trabajadores que, concebido como una Carta de derechos de los trabajadores, incluya, junto a las condiciones laborales clásicas conquistadas, nuevos derechos de seguridad y salud en el trabajo, secreto de las comunicaciones, o propiedad científica e intelectual.

El nuevo Estatuto de los Trabajadores incorporará entre otras medidas:

600x332

Eliminar la figura de los falsos autónomos

Haciendo que los trabajadores autónomos económicamente dependientes pasen a ser reconocidos como trabajadores por cuenta ajena con los mismos derechos que los demás trabajadores.

600x332

Terminar con la figura de los falsos becarios

Incorporando una definición estricta de la condición de becario que conlleve una finalidad formativa y no productiva requiriéndose, en todo caso, que la persona becada se encuentre incorporada a un programa formativo curricular.

600x332

Luchar contra la precariedad estableciendo cláramente 3 tipos de contratos:

// Contrato de trabajo indefinido para la cobertura de puestos de trabajo estables.

// Contrato de trabajo temporal para la cobertura de puestos de trabajo temporales.

// Contrato para la formación

600x332

Garantizar la igualdad salarial

Garantizar la igualdad salarial entre trabajadores de empresas principales y de servicios, siguiendo el principio de que al mismo trabajo le corresponda el mismo salario.

600x332

Garantizar el derecho al trabajo a tiempo completo

Persiguiendo el uso fraudulento de contratos de trabajo a tiempo parcial

600x332

La negociación colectiva como instrumento de igualdad y de equilibrio de poder

Recuperar la fortaleza de la negociación colectiva como instrumento de igualdad y de equilibrio de poder entre los trabajadores y el empresario.