igualdad

LA IGUALDAD, MARCA LA DIFERENCIA

 

// Una legislatura perdida

Rajoy ha gobernado en contra de las mujeres, recortando su capacidad económica y sus derechos, expulsándolas o precarizándolas en el mercado laboral y sobrecargándolas con el peso de los cuidados, primera consecuencia de los recortes del Estado del bienestar. Ésta ha sido la legislatura de la desigualdad. Han sido cuatro años perdidos para las mujeres, cuatro años de retrocesos.

 

// Compromiso del PSOE con las mujeres

Todos los avances en igualdad en la historia democrática de nuestro país han venido de la mano del socialismo. Desde el permiso de paternidad, hasta las dos leyes de interrupción voluntaria del embarazo, desde la ley contra la violencia de género a la ley de igualdad o de dependencia. La igualdad, para el PSOE, es un principio fundamental.

Nuestro proyecto de gobierno es incluir la igualdad como eje prioritario en todas las áreas, desde la reforma constitucional hasta el deporte pasando por la lucha contra la violencia de género o los derechos sexuales y reproductivos.

Los países más igualitarios y con los índices más elevados de participación equilibrada por sexos en la toma de decisiones también son los más desarrollados y los que obtienen mejores resultados económicos.

 

// ¿Cuáles son nuestros principales compromisos de gobierno?

  1. Erradicar la violencia de género con un pacto de Estado. La medida más destacada de ese pacto es incorporar al currículo la formación específica en Igualdad, educación afectivo- sexual y prevención de la violencia de género en todas las etapas educativas. Solo educando en igualdad podremos vivir en igualdad.
  2. Apostamos por una economía de la igualdad que dé valor económico al trabajo no remunerado que realizan las mujeres. Un trabajo invisible, que no se valora, ni se paga, ni se contabiliza. Queremos cobrar lo mismo y cuidar lo mismo.
  3. Sin mujeres no hay democracia. En el PSOE queremos una democracia paritaria con el objetivo de conseguir la representación equilibrada entre hombres y mujeres en todos los ámbitos, en todas las instituciones.
  4. La prostitución y la trata de seres humanos con fines de explotación sexual son manifestaciones de la violencia de género que también queremos erradicar. Para ello, sancionaremos la demanda y compra de prostitución y aprobaremos una ley integral contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.
  5. Un sistema coeducativo que garantice la igualdad entre los sexos en todos los niveles (desde infantil hasta la universidad) y que incorpore los intereses, conocimientos e historia de las mujeres en el currículo.
  6. Escolarización universal 0-3 años. Una etapa dentro del sistema educativo con carácter público y pedagógico.
  7. Defendemos la libertad de elección de las mujeres sobre su maternidad. Recuperaremos la ley socialista de 2010 sobra la interrupción voluntaria del embarazo, una buena ley que ha cumplido el objetivo de disminuir el número de embarazos no deseados y por tanto, el número de abortos.
  8. Garantizar la igualdad de mujeres y hombres en el acceso, mantenimiento y promoción en el empleo. Aprobaremos una Ley de igualdad salarial que elimine la brecha (24% de diferencia entre las retribuciones de hombres y las de las mujeres que se eleva hasta el 38% en las pensiones).
  9. Permisos de maternidad y paternidad iguales e intrasferibles.
  10. Cuota mínima de un 40% de presencia de mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas cotizadas y de todas las empresas públicas.