Mayores

 

 

La importancia de las personas mayores en la sociedad no se basa sólo en su número, sino también en el valor de lo que son, de lo que representan y de lo que aportan. En España, los mayores de 65 años, 8.400.000, representan el 18,05% de la población, pero la tendencia demográfica va a suponer que este porcentaje siga creciendo.

Junto a este proceso de envejecimiento demográfico, se están produciendo profundos cambios sociológicos que afectan a las formas de vida y a la propia composición y estructura de las familias y también a las relaciones personales y sociales. Las personas mayores tienden a permanecer en su hogar, más de un millón y medio de personas de más de 65 años viven solas. En el caso de las mujeres, las que viven solas representan una cuarta parte.

El incremento de la esperanza de vida y una mejora de las condiciones físicas e intelectuales es fruto del éxito del sistema de protección social, de universalización de las pensiones, de la sanidad y del sistema de servicios sociales con la incorporación de la ley de promoción de la dependencia.

Durante la crisis se ha incrementado un fuerte apoyo familiar entre generaciones; el 70% de los abuelos y abuelas cuidan o han cuidado a sus nietos y el 49% lo hacen a diario. Las personas mayores se han convertido en el último refugio de sus familias en muchos casos: han sido la vivienda social de los desahuciados, el subsidio de desempleo de muchos parados y la guardería de los niños y niñas.

Y lo han hecho con el único sustento de sus pensiones. La cuantía de la pensión media en España es modesta, 887€ al mes, pero el 60% de los pensionistas españoles tiene una pensión por debajo de esta cantidad. De ellos, casi dos millones y medio cobran una pensión mínima de 634,5 € al mes

Es el momento de realizar reformas sociales dirigidas a garantizar “el envejecimiento como un éxito y una oportunidad”, y también como un activo, no solamente como un demandante de recursos; aprovechando sus habilidades y herramientas y contando con su participación activa en la vida social, cultural y política.

 

¿Qué proponemos?

 

// Mantenimiento y Sostenibilidad de las pensiones

  • Mantener nuestro compromiso con el sistema público de pensiones.
  • Derogar la Ley 23/2013, de 23 de diciembre, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social.
  • Reinstaurar el papel del Pacto de Toledo como espacio necesario de debate, acuerdo, estabilidad y garantía del Sistema de Pensiones, apoyando la participación y representación en este foro del Consejo Estatal de Personas Mayores.
  • Recuperar la medida incluida en la Ley 27/2011 de incrementar la pensión de viudedad para mayores de 65 que no reciban otra pensión pública hasta alcanzar el 60%, que ha sido suspendida reiteradamente por el Gobierno del PP durante todo su periodo de Gobierno.
  • Revisar el copago farmacéutico para tener en cuenta criterios de necesidad y cronicidad para evitar que siga siendo una barrera de acceso, en especial para pensionistas en situación de riesgo socieconómico.

 

// Promoción del aprendizaje permanente a lo largo de la vida (Plan concertado con las CCAA)

  • Promover programas culturales y universitarios para personas mayores.
  • Impulsar la alfabetización digital y el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación de las personas mayores.

 

// Modernización y nuevos Programas de Turismo Cultural y Social del IMSERSO

  • Fortalecer el programa que permite el acceso al ocio a las personas mayores a unos precios razonables, permitiendo al mismo tiempo unos claros retornos económicos y laborales derivados del mantenimiento de la actividad económica y el empleo durante la temporada baja.
  • Impulsar, en el marco de la Unión Europea, un programa comunitario de turismo cultural y social que permita la movilidad entre países de las personas mayores, lo que supondrá un apoyo a la demanda turística de los diferentes Estados miembros y además los intercambios pueden constituir un impulso notable en la promoción de las ideas europeístas dentro de este importante y creciente colectivo de población.

 

// Envejecimiento activo en los entornos rurales

  • Impulsar un Plan Concertado con las CCAA para la promoción del envejecimiento activo en entornos rurales que incluya luchar contra la brecha digital, generalizar programas de teleasistencia y programas interactivos.

 

// Mejorar los marcos jurídicos y administrativos para garantizar que las personas mayores estén mejor protegidas.

  • Revisar la regulación de la incapacidad y la tutela, adecuándola a la Convención de Naciones Unidas para impedir que muchas personas mayores con deterioro cognitivo pierdan su capacidad de actuar o tomar decisiones.
  • Mejorar la protección de los consumidores especialmente de las personas mayores más vulnerables, ante prácticas comerciales abusivas incluidas las bancarias, financieras y de aseguramiento.

 

// Desarrollo de políticas de urbanismo y vivienda en las que se tengan en cuenta las necesidades de las personas

  • Facilitar el acceso a las ayudas para adaptación o rehabilitación de la vivienda para abordar los desafíos del envejecimiento, fomentando así que las personas mayores no tengan que abandonar su entorno, su barrio y su gente.
  • Promover espacios domésticos abarcables y seguros y facilitando la incorporación de las TICs.
  • Apoyar y promover nuevos modelos colectivos e innovadores de convivencia que den respuesta a las actuales demandas de las personas de edad avanzada relacionadas con la soledad y la necesidad de atenciones y servicios para el mantenimiento de su calidad de vida.