Ingreso Mínimo Vital

En una renta básica que actúe como última red de protección social para atender a las personas que queden desamparadas.

Consiste en la creación de una prestación nueva dirigida a los hogares sin ingresos y en situación de necesidad, sea cual sea la causa, como Prestación No Contributiva de la Seguridad Social, similar a las Pensiones No Contributivas.

Articulado en coordinación con el Subsidio por Desempleo, con iguales cuantías, de forma que, una vez agotada la protección por desempleo, permita el paso entre ambos sistemas manteniendo siempre la cobertura de la prestación.

Esta medida se diseña como la última red de protección, cuando persista la necesidad, una vez agotadas las medidas vinculadas al nuevo marco de convivencia, dirigidas a la inclusión económica, social y laboral y de mejora de la protección por desempleo (derechos, fiscalidad, educación, nuevo Estatuto de los trabajadores, SMI, etc. ). Dirigida a las 730.000 hogares sin ingresos

Invertir en la Infancia, mejorando sustancialmente la situación de los niños en hogares con menos rentas y eliminado la pobreza más severa.

 

Proporcionar a las familias sin ingresos una renta que les permita afrontar las necesidades más básicas.

Terminar con la pobreza infantil extrema con una prestación por hijo a cargo.

Combatir el incremento de la desigualdad

España es uno de los países de la UE 28 donde más amplias son las diferencias de renta de los hogares. Las consecuencias de la gestión de la crisis han recaído en las rentas más bajas, de forma que casi el 63% de los hogares con rentas más bajas descendieron a un grupo de renta todavía inferior.

Luchar contra el incremento de la pobreza

Según la última Encuesta de Condiciones de Vida, la tasa de riesgo de pobreza se ha elevado en este último año en casi 2 puntos, situándose en el 22,2%. Además, este incremento es aún mayor en el caso de los menores de 16 años (de 3,4 puntos) situándose en el 30,1%, 7,9 puntos por encima de la media de todas las edades.

Compensar el descenso abrupto de la protección por desempleo y la pobreza laboral

La tasa de riesgo de pobreza en desempleados es del 45,7% y alcanza ya al 14,2 de las personas ocupadas. Esto ha ocurrido al mismo tiempo que la protección por desempleo ha caído desde cerca del 80% de parados con alguna prestación en 2010, al 54% de los datos proporcionados por el SEPE sobre el paro registrado.

Prestación por Situación de Necesidad:

Personas o familias sin ingresos que no perciban ninguna prestación.

Personas que han agotado la prestación por desempleo.

Extensión de la prestación por desempleo.

Todas ellas vinculadas a un itinerario personal de inserción laboral.

 


Para familias con ingresos por debajo de 17.000€ al año, independientemente del origen de las rentas.

150€/mes por hijo: rentas familiares inferiores a 7.100€

100€/mes por hijo: rentas entre 7.100 y 11.500€

50€/mes por hijo: rentas por debajo del umbral de la pobreza (17.000€ en familia de 2 hijos)

5-a-quien-alcanzara

  • 730.000 hogares
  • 1.847.000 personas
  • 2,3 Millones de niños

 

A través del Sistema Público de Servicios Sociales, mediante un pacto con las CC.AA., y en coordinación con los Servicios Públicos de Empleo.

 

Personas en hogares sin ingresos.

Personas con hijos menores a cargo en hogares bajo el umbral de la pobreza, en tramos según renta:

Es necesario probar la ausencia de rentas

Activación laboral y Formación para el empleo.

 

 

 

 

Se financiará como prestación no contributiva de la Seguridad Social, mediante transferencia de los Presupuestos Generales del Estado